Baños de Panticosa – Esquí nórdico en familia con niños

Mis padres siempre tuvieron costumbre de ir a los Pirineos Aragoneses, a la zona de Jaca. Y siempre me han encantado esos parajes, y aún me encantan. Por ello siempre hemos tenido la costumbre de ir con los niños.

Este invierno, hemos estado en los Baños de Panticosa unas cuantas veces. Aparte de ser un lugar maravilloso, para mí también tiene algo especial, porque mi padre murió cerca de allí hace más de 20 años, y siempre tengo la sensación cuando estoy allí de estar cerca de él.

El viaje hasta Panticosa es algo largo, Jaca-Sabiñanigo-Biescas-Panticosa pueblo-Baños de Panticosa, pero merece la pena (255km desde Zarautz).

Baños de Panticosa está metido en una zona baja, bajo los picos de Garmo Negro y Pico Bácias, en una hondonada. Y podemos encontrar el Balneario, un par de Hoteles, un Restaurante, el Casino y el Refugio de Montaña. A un lado está el Ibon de Baños, uno de los sitios más bonito de la zona. Las construcciones de estilo colonial y el Ibon, hacen que sea un lugar precioso.

Es una zona perfecta para ir al monte, tanto para hacer paseos fáciles con los niños, o algo más difíciles. Si queremos podemos subir al Garmo Negro (3.051m), y otro montes de alrededor.

Pero nosotros este invierno en Panticosa hemos practicado esquí de fondo, o esquí nórdico, en el precioso circuito que hay al lado de Ibon.

El esquí nórdico proviene de Escandinavia. Se comenzó a usar como medio de transporte entre los pueblos, y hoy en día es un conocido deporte de invierno.

Yo siendo de Tolosa, en mi familia siempre hemos tenido el placer de poder disfrutar de este deporte. Y es que en Tolosa hay una bonita historia con el esquí nórdico.

En 1907, la empresa Noruega Mustad abrió una fábrica en Tolosa donde se fabricaban anzuelos y clavos. Viendo que había nieve en nuestra zona, en Aralar por ejemplo, trajeron sus esquís y empezaron a practicar el esquí. Y así se creó el primer equipo de esquí del estado ‘Ski Club Tolosano’.

Por todo esto, podemos decir que la afición por el esquí nórdico de Euskadi comenzó en Tolosa.

Es un deporte muy adecuado para practicar con niños, porque se puede practicar como paseos por la nieve, deslizándose por la nieve, a partir de los 4-5 años en nuestra opinión.

Cuando han sido más pequeños los hemos llevado en el Remolque de THULE, como lo hacen los noruegos, sustituyendo las ruedas traseras del remolque por esquís, y las delanteras por el cinturón del adulto y los tubos que lo atan. Ahí dentro va el peque, y aparte aprovechamos para llevar comida, ropa y más cosas.

El circuito de Panticosa tiene 3 pistas:
Rojo: 5,5 km
Azul: 3,5 km
Verde: 1,5 km

El Forfait de 2020 por día son: adulto 8€, infantil 5€.

En la caseta de la entrada se puede coger el Forfait, y también se puede alquilar el material necesario.

El esquí nórdico no es un deporte caro, y estás en contacto directo con la naturaleza, sin ruidos, en tranquilidad, y es un deporte muy completo.

Otro plan perfecto es ir al Balneario, en unos horarios concretos los niños pueden entrar, y en plan precioso! A los nuestros lo que más les gustó fue el baño exterior rodeado de nieve.

balneario panticosa

No hay nada como esquiar a la mañana, comer, ir al balneario, y luego tomar algo en el Bar mega salón del Hotel Continental con su chimenea.

Nosotros hemos ido siempre en furgoneta, y en el parking que queda delante del Refugio de Piedra se puede dormir sin problema con furgoneta y autocaravana.