El parto – Grupo Biografía Humana

13 febrero, 2017 | Comentarios (0) | Grupo de Trabajo, Laura Gutman

En este encuentro hablaremos de partos. Nuestro objetivo es que todas y todos podamos conectar con el parto que nuestra madre tuvo cuando nosotras y nosotros nacimos.

Todos los hombres y mujeres hemos nacido del vientre de una mujer. El relato que hoy tenemos sobre el parto de nuestra madre está atravesado totalmente por los discursos preponderantes, que son el de nuestra madre, el del médico,.. Discursos que distan de nombrar la realidad emocional con la que nuestra madre nos alumbró.

Al hablar de partos, es esencial hacer referencia al médico obstetra francés Michel Odent que estudió mucho y trabajó para generar las condiciones óptimas para que el parto que por diseño humano nos corresponde acontezca. Michel Odent habló de las hormonas antagónicas que están presentes en el proceso de parto: la oxitocina (la hormona del amor) favorecedora del proceso de parto y la adrenalina (la hormona que se segrega en situaciones de peligro y sirve para atacar o huir) inhibidora del proceso de parto.

Michel Odent gracias a la observación, fue estudiando cómo se podía ofrecer a las parturientas un lugar confortable para que aconteciera el parto de forma espontánea, en una atmósfera amable, sagrada, silenciosa, íntima. Partos en los que la mujer se pudiera dejar llevar por el dolor hacia la introspección; y a través de la regresión ir hacia su sí mismo fusional. Odent descubrió que de esta forma acontecería el mejor parto que esta mujer podría tener dejando que el trabajo de parto se desencadene espontáneamente.

Con esta referencia a lo que por diseño humano necesitamos iremos recorriendo la realidad de los partos que nuestras madres tuvieron en instituciones públicas o privadas, con un cúmulo de situaciones deshumanizadoras y rutinas que traen más rutinas (partos inducidos, oxitocina artificial, anestesia epidural, episiotomías, cesáreas innecesarias…) que van a inhibir el trabajo de parto y que distan mucho de lo que por diseño humano tenía que haber sido.

Ainoa Astiazaran
Izaskun Marañon

© Meitaimaitie. 2018