Cómo lo hacemos con los pañales gNappies

30 noviembre, 2012 | Comentarios (18) | General, Pañales de tela

¿Que puede suponer utilizar pañales desechables convencionales o los nuevos gNappies?

¡Lo podréis comprobar vosotros mismos en vuestro cubo de la basura!

Los pañales de tela son muchísimo más antiguos que los modernos desechables que empezaron a existir en la década de los 80. Aunque nos parezca imposible prescindir de estos, muchos de nosotros realmente nunca los hemos utilizado.

Teniendo en cuenta lo que suponen tanto para el medio ambiente como para la economía familiar, hemos tenido siempre claro que era un producto a tener en cuenta.

Por todo ello, decidimos que en nuestra tienda debíamos de ofrecer pañales de tela.

Pero como tampoco nos convencían de todo los sistemas y modelos que existían en el mercado, realmente no animábamos/motivábamos demasiado a la gente a utilizarlos.

Hasta que por fin contactamos con una marca australiana, los creó una pareja de técnicos medioambientales cuando tuvieron a su primer hijo. Es un sistema totalmente distinto a los pañales de tela convencionales. Los gNappies. Estos realmente nos parecían que podían ser más sencillos de utilizar, más cómodos para el niño,.. Y los trajimos y los empezamos a probar.

Ventajas:

– Menos trabajo de limpieza: Pues al ser un pañal con tres partes, generalmente solo se lava el absorbente (gCloth). Y en ocasiones el nylon interior (gPouch) y con menos frecuencia la parte cobertor exterior (gPant).

– Son necesarios una menor cantidad de pañales. Es suficiente con 5-6 pañales, a diferencia de los 20 que se necesitan con los otros sistemas de tela.

– El tamaño del pañal es muchísimo más pequeño. Casi comparables con los desechables convencionales.  Y al igual que estos existen diferentes tallas. Siendo normalmente suficientes con dos tallas si se empieza a utilizarlos desde el principio o con una sola si empezamos a utilizarlos cuando el bebe ya tiene unos meses.

– Otra gran ventaja de estos pañales es la posibilidad de utilizarlos con absorbente reutilizable de tela o con absorbentes desechables biodegradables y compostables.

– Son muy fáciles de poner y quitar

– Gracias a su reducido tamaño y al no necesitar sustituir todo el pañal cada vez que el niño necesite que se le cambie, cuando salgamos de casa nos entrará todo lo necesario en una pequeña bolsa. Pues también tenemos que tener en cuenta que los usados los tenemos que traer de vuelta a casa.

– El pañal llega hasta la cintura del niño, por debajo del ombligo. A diferencia de los desechables y pañales de tela convencionales que llegan más arriba.

-….

Así los utilizamos nosotros con Dina desde los 2 meses:

Tenemos:

– 6 cobertores gPant

– 12 absorbentes de tela

– absorbentes desechables

– 1 bote de plástico (3 litros)

– jabón básico en polvo

– bolsitas biodegradables (para guardar los pañales sucios fuera de casa)

(Hasta los seis meses y seis kilos y medio, hemos utilizado la talla S. Ahora utilizamos lo mismo en talla M)

 

Opcional:

– papeles para pañal gNappies Liners

– forros de nylon gPouch

Durante el día normalmente utilizamos los absorbentes de tela y los cambiamos cada más o menos tres horas o cuando haya hecho cacas.

De noche, al no cambiarles el pañal durante más horas, necesita más absorbencia. Para eso utilizamos los absorbentes desechables o si no colocamos dos absorbentes de tela.

Cuando nos vamos fuera, o de vacaciones…, hay veces que llevamos absorbentes de tela y desechables o a veces solo desechables, dependiendo que posibilidad tendremos de lavarlos fuera de casa.

Nosotros solemos tener un cubo con agua y una cucharadita de jabón en polvo en la cocina junto a la fregadera. De este modo cada vez que cambiamos el absorbente de tela los pasamos con agua y los dejamos a remojo en este cubo. Al final del día, cuando ya tenemos unos 4/6 absorbentes, es cuando los metemos a la lavadora. Pero con solo aclararlos y centrifugarlos es suficiente. Si coincide que tenemos que poner la lavadora con ropa, pues aprovechamos y los metemos todos juntos. Si tienen cacas, lo mismo, retiramos bien el sólido, los enjuagamos bien y los dejamos a remojo. Al estar unas horas a remojo, la mancha de la caca también va desapareciendo. Si dejamos los que hayan tenido cacas 24 horas en remojo, se va toda la mancha.

En el caso de fugas. Si solo se han mojado un poco con pis, los dejamos secar. Y en caso contrario los lavamos junto con la ropa después de pasarlos por el grifo. (Con los velcros de los cobertores cerrados). El forro de nylon interior conviene que no la metamos con demasiada frecuencia a la lavadora, así nos durará más.

Hasta que el niño empieza a hacer cacas más sólidas, puede que ensucie también el nylon al hacer cacas. En ese caso, podemos cambiar todo el cobertor o solo forro el gPouch de nylon, que tenemos la opción de comprar. Pero siempre lavamos solo en nylon y no todo el cobertor. Es suficiente lavarlo a mano con agua.

Realmente, es mucho más sencillo de lo que podamos imaginar y explicar aquí.

Siempre recomendamos:

– Probar con un par de cobertores y un paquete de seis absorbentes de tela.

– No empezar antes del primer mes. Esperar a que se estabilice tanto la nueva situación familiar, la lactancia, ya no haya meconio,…

– Siempre disponer de un paquete de pañales desechables convencionales. Para poder hacer uso de ellos en caso de necesitarlos. (Una gastroenteritis, que no hayamos podido secarlos…)

Es importante que el absorbente del pañal quede dentro del nylon por completo, para que no haya fugas. Y los velcros de cierre del pañal se cerraran hacia la espalda del niño. Estos pañales se ajustan a la altura de cintura. No como en el resto de los pañales que  suben por encima del ombligo

 

El gasto en pañales desechables convencionales es entre 1800€ y 2000€.

Con pañales de tela tradicionales; entre 600€ y 800€ si hacemos en tallas.

Y con los gNappies; utilizando 2 tallas 400€.

El kit necesario porcada talla: 6 cobertores, 12 absorbentes (y 32 desechables), son 180€.

Talla S entre 3 y kilos.

Talla M 5-13Kg y

Talla L11-17Kg.

Hay que decir también que la talla del pañal depende más que del peso del niño, del diámetro del muslo y la cintura.

Si empezamos a utilizar los gNappies con unos meses de edad es muy probable que solo necesitemos la talla M. Y en su defecto más adelante la talla L. En este caso solo cambia el cobertor exterior, pues los absorbentes son la misma talla para M como para L.

Si se empieza con la talla S, como nosotros, una vez que pasemos a la talla M podemos seguir sacando partido a los absorbentes S usándolos por debajo del absorbente M como suplemento.

Hay niños  (normalmente de más de un año) que necesitan usar siempre 2 absorbentes. Es también la ventaja de estos pañales, que puedes jugar con la absorbilidad, poniendo más o menos absorbentes.

Por tanto, por menos de 400€, todos los pañales necesarios desde los 5 kilos hasta dejarlos de utilizar. Y además un sistema fácil, cómodo y reducido.

Otras recomendaciones:

– Antes de empezar a utilizar se deben lavar los absorbentes de tela.

– Usar un jabón básico con los absorbentes

– No usar suavizantes con los absorbentes porque pierden absorbilidad

– No usar jabones de trozo hechos a base de grasa y sosa con los absorbentes. Tipo lagarto, chimbo… Ya que están sobre engrasados y saturan el tejido haciendo que sean menos absorbentes

– No usar eco bola

– El absorbente desechable gRefill se puede echar a la compostera si solo tiene pis. Y según en qué región, incluidas las cacas.

– También podemos utilizar papeles desechables gNappies liners, para poder retirar las cacas más fácilmente.

Si queréis o necesitáis mas información no dudéis en poneros en contacto con nosotros.

Solo nos queda animaros a que los probéis. El medio ambiente, el culito de vuestro bebe y vuestra cartera os lo agradecer.

Entrar en la tienda.

© Meitaimaitie. 2019