Ioana Arbillaga, podóloga: “A los niños no hay que enseñarles a andar”

7 junio, 2018 | Comentarios (0) | Entrevistas, General

Hoy tenemos el placer de invitar a este rincón del blog a la podóloga Ioana Arbillaga. Podóloga, ama y deportista. Y como todos los que nos seguís en el blog ya sabéis, las historias que traemos a este rincón siempre tienen algo importante en el fondo, que nos lleva a compartirlo con todos vosotros.

Ioana y Gloria se conocen desde que eran pequeñas y coincidieron en la ikastola de Tolosa. En MeitaiMaitie hemos seguido de cerca la trayectoria profesional de Ioana, y recientemente, en cuanto vimos que teníamos en casa la necesidad de buscar un profesional de la podología, no lo dudamos, y acudimos al nuevo centro que ha abierto Ioana Arbillaga en Donostia.

En casa hay más de uno con problemas en los pies, así decidimos llevar a nuestros 3 hijos a que Ioana les hiciera una revisión.

Hemos aprovechado nuestra visita para lanzarle algunas preguntas y nos ha dado respuestas muy interesantes que esperamos os sean tan útiles como a nosotros:

MeitaiMaitie: ¿Cuándo y cómo decidiste estudiar Podología? ¿Dónde te formaste?

Ioana Arbillaga: Con 17 años decidí ir a Barcelona a completar los estudios de Podología, sobre todo porque la podología combina a la perfección deporte y salud. Con padres deportistas y muy relacionados con el mundo de la salud, es algo que he vivido siempre en casa.

MM: Cuando escuchamos hablar de Podología lo primero que nos viene a la cabeza son las durezas de los pies, y segundo el uso de plantillas… ¿Pero qué abarca la Podología?

IA: Es verdad que las primeras cosas que aprendemos están relacionadas con los que dices, durezas, uñas y demás, pero en la universidad se trabaja y nos formamos también en tema de plantillas y cirugía.

MM: ¿Qué área de la Podología trabajas más? ¿Niños, jóvenes, adultos, deportistas?

IA: Yo me he especializado en el mundo de las plantillas y este es un campo que llega tanto a niños como jóvenes, adultos, personas mayores y a deportistas. A mí me gusta mucho el deporte y estamos trabajando mucho en el ámbito deportivo, así que mucha gente nos identifica con este público tan importante para nosotros.

MM: Como sabes, nos preocupa mucho todo lo relacionado con el desarrollo de la infancia y los niños… ¿Cómo son los pies de nuestros pequeños y cuándo deberíamos revisar o vigilar sus pies?

IA: En nuestros centros normalmente solemos empezar a ver niños a partir de 4 años. A menos que otro especialista (pediatra, traumatólogo, fisioterapeuta) nos lo haya derivado a nosotros antes de esa edad. Uno de los problemas más habituales con los que acuden los niños son con los conocidos como “pie plano” y “pie plano valgo”. Muchas veces escuchamos, “este niño no pisa bien”, pero es muy importante ver y concretar bien cual es realmente el problema, si lo hay.

MM: ¿Hasta qué edad es el pie de un niño “cambiable”? ¿Hasta que edad estamos a tiempo de corregir con mayor facilidad?

IA: Si el problema que estamos tratando se puede corregir, estamos hablando del periodo entre los 4 y los 10 años aproximadamente, aunque esta franja puede variar dependiendo del niño y su desarrollo. A partir de esa edad los cambios son algo más complicados.

MM: ¿Nos darías algún consejo para los más pequeños de la casa? ¿Cómo podemos ayudar a nuestros bebés cuando están aprendiendo a andar?

IA: Los niños, suelen aprender a andar entre los 10 y 18 meses, más o menos. Los hay que aprenden a correr antes que a andar. Tenemos que saber que no es necesario que les enseñemos a andar con las manos, con andadores o con arneses adaptados. Que comience a andar antes, no quiere decir que vaya a andar mejor. Los pies planos tienen muchas veces el origen en esa primera etapa en la que no hemos dado suficiente tiempo al niño para que se forme el arco del pie.

MM: ¿Qué tipo de calzado nos recomiendas en general? Y ahora que viene el verano.. ¿cuál es el calzado que deberíamos elegir o evitar?

IA: Sobre el calzado… Nosotros siempre recomendamos andar descalzo siempre que el tipo de suelo lo permita y esté limpio y sin peligros. En la calle necesitamos calzado con suela rígida, con el fin de proteger el pie. El calzado infantil debe ser cómodo, ni muy rígido ni muy blando. Por poner un ejemplo: las botas de fútbol, son para jugar a fútbol. En lo que a materiales se refiere, recomendamos tender al cuero y a la piel, antes que al plástico. También es importante elegir un calcetín de algodón, para que pueda absorber mejor el sudor del pie. Y en verano, cuidado con las clásicas chancletas de dedo, no son nada recomendables. La principal característica de un calzado es que éste vaya sujeto al pie, y no que el pie tenga que ir sujetando el calzado.

 

Ioana Arbillaga
Centros de Podología
Tolosa. San Inazio Kalea, 4. 20400 Tolosa. Tel. 943 11 85 48
Donostia. Sánchez Toca Kalea, 9. 20006 Donostia. Tel. 943 57 57 03

 

© Meitaimaitie. 2018