Olmar Elejaga – Entrevista y taller de «Danza con bebés y Baby salsa»

Como sabéis, poco a poco solemos ir haciendo entrevistas a nuestro amigos, gente de nuestro alrededor con la que colaboramos.

Esta vez os presentamos a Olmar Elejaga

Conocimos a Olmar mediante su academia de danza, Camden Town, en Bergara, mediante Maitane.

En su academia, ofrecen un amplio abanico de clases tanto infantiles como para adultos, pero entre todas destaca por diferente y original “Danza con Bebés y Baby Salsa”, son tanto clases semanales como talleres mensuales de un sábado al mes. Es aquí donde nosotros, como MeitaiMaitie colaboraremos, ya que, como es algo muy beneficioso para los bebés el movimiento, el ritmo, el contacto… también es importante que se haga con un portabebés seguro, de manera correcta, en una postura correcta, eligiendo el portabebés según la edad del bebé…

Sobre todo nos gustó en el «Baile con Bebes y Baby salsa» el concepto de poder hacer algo pero con el peque. Porque muchas veces, una vez pasado el puerperio, que ya estamos recuperadas y más estables, nos apetece hacer algo, por parte de hacer ejercicio, movernos, salir de casa, recuperar el físico, estar con otras amas… Y generalmente la mayoría de actividades son sin hijos, y puede que te apetezca que ese tarte sea sin tu peque, pero tal vez no te apetezca separarte… y prefieras hacerlo con él/ella, o no tienes con quien dejarlo. Y este también ha sido uno de los puntos súper importantes para nosotros, porque es algo que hemos echado de menos…

Pero ahora, conozcamos a Olmar y su academia Camden Town.

Quien es Olmar?

Hola Gloria, mil gracias por ofrecerme este huequito para hablar de mí y de los proyectos que tengo entre manos.

Soy galdakaoztarra de nacimiento pero bergaresa de adopción, dónde llegué después de tres años en Londres. Tengo 28 años y aunque la danza es mi pasión, compagino esta faceta con mi trabajo de ingeniería. Campos muy diferentes pero que me dan un equilibrio estupendo.

Como decide Olmar dedicarse al baile?

Empecé en el mundo del baile un poquito tarde para lo que es habitual, con 16 años, ya que antes me dedicaba al atletismo, haciendo mis pinitos en carreras de velocidad y saltos llegando a ser integrante de la selección vizcaína sub 17 ganando varias medallas. Por desgracia, por una lesión en la rodilla tuve que dejarlo y por casualidades de la vida y gracias a mi ama, que por aquel entonces acudía a clases de bailes de salón, descubrí este mundo. El mismo día que aparecí por el gimnasio, el profesor me preguntó si quería ser su pareja de baile y así empezó todo.

A pesar de no ser una modalidad muy conocida, es un deporte que exige la máxima técnica y expresión corporal. Competí por todo el ámbito nacional durante alrededor de 7 años, consiguiendo llegar la categoría B. Durante todo ese tiempo me fuí formando acudiendo a multitud de clases y pasando exámenes bajo la tutela de importantes bailarines y profesores: Karina Rubio, Marco Sietas, Valery Ivanov… Desde entonces, he compaginado mis estudios con este mundo, y me he dedicado a la enseñanza desde hace ahora 9 años.

Durante todos estos años, la formación ha sido continúa no sólo en Baile de Salón, sino también en otros estilos cómo Jazz, Pilates, Ballet, Funky ….

Desde cuándo comenzasteis a hacer Baile con bebés?

Descubrí estas clases durante mi estancia en Londres dónde trabajé dando clases en una escuela de baile. Eran clases estupendas, divertidas, diferentes, relajadas y el ambiente que se generaba era especial. Se creaba un vínculo genial entre las amatxus ( pocos aitas tuvimos) que asistían ya que podían hacer ejercicio y estar acompañadas de su bebé, además compartían sus experiencias y hablaban sin tapujos sabiendo que iban a ser escuchadas, comprendidas y sobre todo, no juzgadas.

Así que cuando volví, a pesar de seguir con mi trabajo de ingeniera, decidí apostar por la creación de una escuela de baile en Bergara.

Un espacio dónde cualquier disciplina artística tuviera cabida. Un lugar dónde pudiéramos olvidarnos del día duro de trabajo, del enfado con nuestra pareja o de esa etapa un poquito peor que todos pasamos. Muchas veces se nos olvida lo importante que es tener un respiro , coger aire y tener un ratito para la diversión, el ejercicio y las risas, ese ratito que todos no deberíamos permitir el lujo de tener para volver a casa con las pilas cargadas y totalmente renovados.

Y por supuesto dentro de este proyecto tenía que tener cabida “Danza con Bebés y Baby Salsa” así como actividades en familia ( danza y yoga), pudiendo de esta manera tener y disfrutar de tiempo libre de calidad con nuestros peques y con otras familias en un ambiente relajado y fuera de la rutina habitual.

Cómo os formasteis en esto?

La primera toma de contacto la recibí en Londres, primero acompañando a mi jefa a las clases cómo ayudante y poquito a poco tomando las riendas de algunas clases. En la misma escuela nos daban formación a los profesores, toda una maravilla, porque aprendías, compartías dudas y experiencias.

Cómo fue un campo que me fascinó, pedí asesoría a gente del ámbito de la puericultura, rehabilitación y natalidad exponiendo lo que hacía, los ejercicios que llevábamos a cabo y cómo podría mejorar para ayudar tanto al bebé cómo a la amatxu.

A todas ellas les pareció una actividad muy interesante por todos los beneficios que ofrece y por novedosa, ya que ninguna había oído hablar de  que se realizara en su entorno.

Sigo en contacto tanto con ellas cómo con la escuela de Londres, ya que siempre es bueno reciclarse, preguntar y compartir experiencias.

En breves voy a realizar el curso de formación para obtener el título de masajista infantil para poder completar un poquito más esta clase y poder también ofrecer talleres esporádicos para mejorar el contacto ama/aita-bebé, evitar cólicos y ayudar a la relajación del bebé, entre otros beneficios.

Que le ofrece al bebé? Que beneficios tiene para el bebé y para la ama o el aita?

Este tipo de actividad tiene importantes beneficios tanto para la amatxu como para el bebé.

Hace poco leí en un blog que “el baile es una reacción innata en los niños. Una investigación reciente afirma que los bebés nacen programados para bailar, tienen una predisposición natural a moverse al ritmo de la música y que casualmente cuanto más sincronizan sus movimientos con la música, más les gusta.

Son movimientos que les provocan placer y que suelen ir acompañados de una sonrisa, con la ventaja añadida de que se dejan llevar y no sienten ninguna vergüenza. La propia desinhibición les permite disfrutar del baile con mayor libertad.

Como tantas otras cosas en la etapa de desarrollo, el baile también es aprendizaje. Y no hay mejor forma de aprender que disfrutando de lo que hacemos. Es por eso que el baile es una práctica que debería fomentarse desde que son muy pequeños, incluso antes de que puedan ponerse de pie”. Suscribo totalmente lo descrito en ese blog, y seguro que también os han venido a la mente imágenes de nuestros hijos, sobrinos o sobrinos postizos, moviéndose y bailando al ritmo de la música desde que son bien pequeños.

A través del movimiento (diferentes direcciones, girar y bailar lento y rápido ) que realiza la madre con el bebé en la mochilita o fular, obtenemos diferentes estímulos que permiten dar información de cómo se encuentra el cuerpo (sentido de la posición), reaccionar ante los cambios del centro de gravedad (sentido del equilibrio) y ubicar la vista en el espacio (movimientos de los ojos).

Para los bebés , bailar con su madre es una experiencia enriquecedora que les ayuda en los pasos de su desarrollo sensorio-motor.

Les proporciona a los más peques una sensación de seguridad y calidez, semejante a la que sentían cuando estaba dentro del vientre, fortaleciendo el vínculo con la amatxu.

También les disminuyen los cólicos y duermen mejor.

Para las amatxus también presenta grandes beneficios,  comparten experiencias en esta etapa de su vida, adelgazan y corrigen su postura corporal y todo ello disfrutando de la compañía de nuestro bebé.

De una manera más resumida aquí os dejo los beneficios tanto para el bebé como para la madre:

Para el bebé:

-Sensación de bienestar  (efecto calmante-relajante)
-Estimulación sensorial
-Alivia los cólicos del lactante
-Fortalece el vínculo con la madre

Para la Madre:

-Mejora de autoestima
-Optimiza la reducción de peso
-Aumenta resistencia muscular y mejora la postura (esto ayuda  a la hora de cargar al bebé y amamantar)
-Tiempo para relajarse y sentir el propio cuerpo después de tantos cambios físicos, hormonales, emocionales…
-Despertar la conciencia corporal
– Bajar nivel de estrés

Muchas gracias de nuevo por este huequito que nos has ofrecido y mil gracias por colaborar con Camden Town Dance Academy en el próximo taller. Ojalá podamos seguir haciéndolo en un futuro.

Sin ninguna duda, una buena combinación, tener la mejor información acerca del porteo para elegir el mejor sistema para cada uno y poder ponerlo en práctica en la clase de baile con los pequeños de la casa.

Si alguien quiere asistir o le gustaría recibir información acerca de cualquier taller o curso que no dude en contactarnos por cualquiera de los medios que mostramos a continuación: