Usar o no usar epidural en el parto

4 octubre, 2016 | Comentarios (0) | General, Tu matrona

♥ ¿Epidural sí o epidural no? si esperáis encontrar aquí la respuesta, no sigáis leyendo, porque sencillamente, epidural para quien la quiera y no para quien no la quiera. Es así de sencillo… ¿o no?
♥ Últimamente veo muchos frentes abiertos sobre si es mejor para el proceso del parto parir sin epidural, que si los avances están para algo, que si la epidural no te hacer ser la protagonista de tu parto, que si no hay necesidad de sufrir, que si vivir el dolor hará que ames más a tu hijo, etcétera. Y pienso ¿pero a quién quieren convencer? va a ser que eso que consideraba que era tan sencillo de “la epidural, para quien la quiera”, resulta que no lo es tanto. A algunas mujeres no les vale con tener sus motivos para tomar una u otra decisión, pretenden además que todas las de alrededor comulguen con sus ideas, además de que necesitan justificarse constantemente por su decisión, sea epidural sí o epidural no.
♥ Lo ideal sería no interferir en el proceso del parto excepto cuando sea necesario (volveremos luego a esta frase). Toda intervención conlleva alteraciones del proceso fisiológico normal. Por eso precisamente es legalmente obligatorio firmar un documento dando el consentimiento para que se administre la analgesia epidural.

meitaimaitie-blog-tumatrona-usaronousarepidural

♥ Y digo analgesia, porque es lo que debe ser, no una anestesia. La diferencia es clara, con la analgesia desaparece el dolor (o se disminuye enormemente) y se conserva la movilidad y cierta sensación táctil. Con la anestesia desaparecen la sensación táctil y la movilidad. En los partos se usa analgesia epidural, no anestesia epidural. ¿Que a alguna se os han quedado las piernas inmóviles tras la epidural? sí, es posible y frecuente, ¿qué tal habéis empujado así? porque muchas son incapaces de hacerlo al no tener ninguna sensibilidad, no notar la cabecita del bebé, no saber hacia dónde empujar (por cierto, de nada sirve que hayáis practicado pujos en preparación al parto, todas sabemos comer sin mordernos la lengua, es algo que tenemos más que practicado, pero cuando el dentista te anestesia, e fácil morderla al masticar… pues con el parto, la epidural y los pujos, ocurre igual).
♥ Generalmente la epidural trae consigo más intervenciones, con lo cual “lo malo” no viene sólo de la epidural en sí, sino del conjunto de intervenciones que conlleva. En la mayoría de los hospitales se usa una epidural que imposibilita levantarse de la cama y la ausencia de movimiento es una de las peores cosas que puede haber para la progresión del parto. En el pack de la epidural suelen incluirse una vía con suero, un aumento de controles de constantes vitales (puede provocar hipotensiones importantes y fiebre) que suponen un mayor número de interrupciones, es infrecuente que un parto con epidural no requiera oxitocina, que tiene sus propios efectos secundarios como medicación que es. Además, por la dificultad para empujar que he mencionado antes, aumenta la probabilidad de requerir instrumental para el expulsivo (ventosa, espátulas o fórceps), que suelen requerir en casi el 100% de las veces episiotomías que afectarán en menor o mayor medida al suelo pélvico (con posteriores posibles problemas de prolapsos, incontinencia y dolores en las relaciones sexuales). Hay también estudios que relacionan el uso de epidural en el parto con dificultades en el establecimiento de la lactancia materna.

meitaimaitie-blog-tumatrona-usaronousarepidural2

♥ Además de las intervenciones, conlleva un cambio en la producción de endorfinas. Las endorfinas son esa sustancia que relacionamos con el placer (hacer ejercicio, comer chocolate…) y cuando el cuerpo siente dolor, desde el cerebro se manda la señal de segregar endorfinas, que proporcionan analgesia y euforia (son una sustancia opioide). Tras cada contracción, hay un pico de producción de endorfinas para contrarrestar. Con las contracciones el bebé no siente dolor, pero a veces tras muchas horas de parto, puede empezar a sentirse incómodo de tanto “apretón” uterino. Las endorfinas maternas atraviesan la placenta y le dan al pequeño un “chute” de bienestar. Como con la epidural no se siente el dolor, ya no son necesarias las endorfinas para la madre, así que desaparecen esos picos de producción y… tampoco le llegan al bebé. Os recuerdo que no las generan las contracciones, sino el dolor (contracciones seguirá habiendo con la epidural, pero no dolor). No significa que esto provoque sufrimiento en el bebé, sólo que deja de recibir esos “chutes” de bienestar tras cada contracción.
♥ Algunas madres recuerdan como muy desagradable la sensación de no sentir su cuerpo de cintura para abajo, quieren tener libertad de movimientos y poder sentir la salida de su hijo. No están dispuestas a exponerse a los riesgos de las intervenciones que acompañan a la epidural ni a los posibles efectos secundarios de esta. Y tampoco quieren privar a sus bebés de esas endorfinas.

meitaimaitie-blog-tumatrona-usaronousarepidural3

♥ Vuelvo a la frase que dije antes: “Lo ideal sería no interferir en el proceso del parto excepto cuando sea necesario” ¿Y quién decide que es necesaria? la mujer, que no firma el consentimiento informado sin leerlo, sino que lo lee detenidamente y consulta con el anestesista todas las dudas que le surjan. La mujer para la que compensa asumir ese riesgo que pueden conllevar las intervenciones que se asocian a la epidural porque considera que aún con eso, el dolor del parto le va a hacer vivir una experiencia menos satisfactoria. La mujer no es dueña de su parto cuando no usa epidural, como muchas veces se dice, la mujer es dueña de su parto siempre, así como de sus decisiones.
♥ A menudo escucho “quería haber parido sin epidural, pero no fui capaz” o “¿pariste sin epidural? ¡qué valiente!” y esto no va de capacidades ni valentías, sino de deseos y decisiones. Capaces y valientes somos todas, igual que dar el pecho o leche artificial no te hace mejor o peor madre, ponerse la epidural o no, no define tus capacidades y tus aptitudes. Somos capaces de informarnos en profundidad y valientes de tomar nuestras propias decisiones, ¡eso sí que somos! Una misma decisión puede ser tan buena para una mujer, como mala para otra y todas son respetables.

Texto cedido por Jade Matrona para MeitaiMaitie: http://matronaonline.net/usar-o-usar-epidural-en-el-parto/

© Meitaimaitie. 2018