Lactancia en libertad

En Meitaimaitie, estamos a favor de la lactancia, sí, pero antes de estar a favor de la lactancia estamos a favor de la libertad.

Nosotros, Ander y yo, con nuestros 3 hijos, hemos usado distintos sistemas, dependiendo del momento, dependiendo de la experiencia… Siempre en cada momento lo que hemos decido en pareja, lo que queríamos los dos, siendo una decisión de pareja, y sintiéndonos los dos cómodos, aunque muchas veces los de alrededor no lo entendiesen.

Cuando tuvimos a Peru, el primero, no éramos ni pro-teta, ni anti-teta, y decidimos probar a darle teta. Pero Peru nació por cesárea, y en el hospital nos recomendaron no darle para que yo me recuperara mejor, y Peru fue de biberón. Nos arreglamos muy bien, y todo fue bien. Pero muchos de alrededor no lo entendieron, y en muchos momentos no nos sentimos cómodos.

Emocionalmente, yo sentí un gran vacío, un vacío muy muy marcado, y me quedó una espina clavada por el hecho de no haber dado teta, aunque me costó darme cuenta y aceptarlo. Por todo esto lo tuvimos muy claro que en la siguiente, con Dina, le daría teta. Para ello me formé, fui a grupos de lactancia (al ambulatorio de Billabona con la matrona Carmen Ferro).

La lactancia de Dina no fue fácil («El Síndrome de Raynaud y problemas de lactancia»), pero con mucha ayuda, en el grupo de lactancia, matronas y el apoyo incondicional de Ander, todo fue adelante, y casi le di 3 años teta, aunque solo tuvieses leche en un único pecho. Disfruté mucho, fue muy bonito. Cuando Dina tenía 10 meses empecé a trabajar y la niña no quiso biberón, por lo que no tomó ninguno.

Después llegó Adur, teníamos claro que le daría pecho, aunque tuve miedo a volver a tener problemas, pero todo fue fácil. Empecé a trabajar cuando Adur tenía 9 meses, probamos a darle biberón, le gustó. Cuando yo estaba, normalmente tomaba teta, pero cuando no estaba, cuando estaba trabajando, como era Ander el que estaba en casa, Adur tomaba biberón.

Lactancia con biberón
Lactancia materna

Nosotros así hemos encontrado el equilibrio en cada caso.

Pero siempre hay críticas, porque aún le das teta con 2 años, porque sales del trabajo a mediodía para darle teta para dormir al peque y andas corriendo para volver, o porque aun teniendo una mastitis muy grande y tener que operarme sigues dándole teta, o porque el niño toma un biberón…

Somos prolactancia materna. Cuando no le di teta tuve esa “necesidad mamífera” de dar teta, y hasta que pude saciar mi necesidad con la lactancia de Dina, fue algo que me dolió mucho. En nuestro caso, nuestra decisión fue que Ander se quedara en casa, y yo pudiera seguir con mi trabajo de CAF. Fue maravilloso que Adur tomara también biberón.

En nuestra tienda tenemos biberones. Muchas veces nos han criticado, incluso no nos han dejado entrar en un grupo de lactancia porque vendíamos biberones, pero nosotros estamos a favor de la libertad. Cada uno verá cómo será el equilibrio de su sistema familiar, porque no es ni mejor ni peor una cosa u otra, y tal vez lo que haces con uno no funciona con otro, y lo tienes que hacer de otra manera.

Sí que siento que muchas veces no hay información y ayuda en la lactancia, y eso sí que me da pena. Cuando se abandonan lactancias, aunque la pareja crea en la lactancia y quiera dar teta, pero por falta de ayuda, acaban dejándolo. Por eso en Meitaimaitie también asesoramos en lactancia, derivamos a matronas cuando tenéis algún problema, y siempre estamos para echar una mano, pero nunca para juzgar, porque cada uno sabe cuál es su equilibrio.

Una vez una madre me dijo, que en su día no se animó a venir a un taller de porteo porque no le dio teta a su peque porque tuvo problemas, y pensó que nos parecería mal. Y me dio una pena tremenda. Peru fue de biberón, Dina 100% teta, y Adur tomó de los dos. ¿Y sabéis qué?, los 3 son igual de maravillosos, igual de traviesos, igual de dulces…

Cuando dimos biberón a veces no nos sentimos cómodos con los comentarios de la gente, y cuando dimos teta también nos sentimos a veces incómodos con los comentarios de la gente.

¡SEAMOS LIBRES DE PODER DECIDIR DENTRO DE LA FAMILIA!

En cada momento lo que toque, el/la que necesite información y ayuda, aquí nos tiene.

Gloria Urkola Etxetxipia