Sol y protección para los niños

El verano está a punto de llegar y una vez más debemos tener un cuidado especial con los rayos del sol. La fotoprotección es un término que cada vez lo tenemos más interiorizado, pero por desgracia, todavía no llevamos todos los cuidados a la práctica correctamente. Tomamos menos medidas de las necesarias y cuando las tomamos no lo hacemos de la manera más eficaz. Como otras muchas rutinas, nos falta incorporarla a la rutina diaria, y con este post esperamos ayudaros a conseguirlo.

Antes de nada, debemos tener en cuenta que los niños menores de 3 años no deberían tener ningún contacto directo con los rayos del sol (y todos los demás debemos hacerlo con mucho cuidado, claro).

Hasteko, 3 urtetik beheragoko haurrak ez lirateke eguzki izpiekin kontaktu zuzenean jarri behar (eta beste guztiak ere kontu handiz egin beharko genuekeen).

¿Qué debemos tener en cuenta?

  • Evitar las horas en las que los rayos del sol tienen más fuerza (12.00-16:00).
  • Permanecer a la sombra siempre que sea posible.
  • Proteger la mayor cantidad de piel con prendas protectoras (es recomendable proteger los ojos con gafas de sol adecuadas).
  • Aplicar la crema solar correctamente: aplicar generosamente antes de salir de casa 20-30 minutos antes de la exposición. Volver a aplicar crema protectora solar cada 2 horas o cada vez que salimos del gua. Y las cremas deben tener un FPP mínimo de 30 (si utilizamos 50+ mejor que mejor).
  • Aunque el día esté nublado, los rayos ultravioleta pueden llegar a tener mucha fuerza, por lo que no debemos olvidar también la rutina completa de fotoprotección (podemos consultar los índicies U.V. diarios en las aplicaciones que nos dan información meteorológica).

No es fácil acordarse de todos los puntos pero cada vez lo hacemos mejor y no debemos bajar la guardia. Recordad que hace años no nos protegíamos nada y cada vez lo estamos haciendo mejor.

¡No lo olvides!

  • Todas estas pautas están recogidas en la web de la AEPED (Asociación Española de Pediatría), y además la van actualizando periódicamente por lo que es conveniente consultarla para actualizar las recomendaciónes.

  • Es muy importante tener en cuenta el tipo de piel de cada uno (lo que llamamos fototipo).

  • Mucho cuidado con los bebés menores de 6 meses, ya que no es recomendable la aplicación de cremas solares en estos casos (no hay seguridad clínica). La protección más eficaz es la de no exponerles bajo ningún concepto a los rayos del sol.

Idurre Azkune
Médico de Familia